JAPON Y SUS COSTUMBRES, “LOS JIZOS GENEROSOS”,…


hoy elegí otra de las leyendas Japonesas que se han transmitido de generación en generación, como forma de educar a los niños, se trata de la historia de los Jizos generosos:
” Erase una vez un abuelito y una abuelita. El abuelito se ganaba la vida haciendo sombreros de paja.
Vivían pobremente y una noche vieja no tenían dinero para comprar onigiris para celebrar el Año Nuevo. Entonces, el abuelito decidió ir al pueblo y vender unos sombreros de paja. Cogió cinco, se los puso sobre la espalda, y empezó a caminar al pueblo.
El pueblo estaba bastante lejos de su casita, y el abuelito se llevó todo el día cruzando campos hasta que por fin llegó. Ya allí, se puso a pregonar pero nadie salió de casa el día de Año Nuevo, pues, a nadie le hacía falta un sombrero. Terminado
ese día el pobrecito no vendió ni un solo sombrero, regresando a casa sin sus preciados onigiris.

Comenzó a nevar, haciendo mucho frío al cruzar por los campos cubiertos de nieve.
De repente el abuelito se fijó en unos Jizos, estatuas de piedra representando unos dioses japoneses.
Había seis Jizos, con las cabezas cubiertas de nieve, se apiadó de ellos, les quitó la nieve de encima y uno tras uno les puso los sombreros de paja que no pudo vender, diciendo: “Son solamente de paja pero, por favor, acéptenlos…”
Al faltarle un sombrero, al último Jizo el viejecito le dio su propio sombrero, diciendo: “Discúlpeme, por favor, por darle un sombrero tan viejo.” Y cuando acabó, siguió por entre la nieve hacia su casa.

Cuando volvió a casa, se sentó al lado de su querida esposa para decirle lo que había pasado agradeciendo al cielo aquella abuelita por tener a un esposo muy generoso, ambos esa noche se acostaron muy temprano cuando de pronto a media noche los dos oyeron unos golpes en la puerta, apresurándose preocupados llevándose una gran sorpresa al ver paquetes y paquetes montados uno sobre otro, y llenos de arroz, vino, pelotitas de arroz, decoraciones para el Nuevo Año, mantas y quimonos bien calientes, y muchas otras cosas. Al buscar quien les había traído todo esto, vieron a los seis Jizos, alejándose con los sombreros del abuelito puestos.
Eran los regalos de los Jizos, por que el abuelito había sido muy generoso con ellos”

P.D.: Esta historia es muy conocida entre los niños Japoneses para enseñarles que muchas veces aun si sentimos que no tenemos nada que dar, debemos ayudar a quien lo pudiera necesitar por que al final dios en el cielo bendice de maneras siempre inesperadas.”

CREDITO: Japón & Japan GRUPO.

BY: FLOR.

jizos de piedra

Jizos

los jizos generosos

Esta entrada fue publicada en COMENTARIOS, FOTITOS, FRACES PARA RECORDAR, JAPON Y SUS COSTUMBRES y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s